Coro

Historia del Coro de la Hermandad del Rocío de Sevilla

El Coro es estandarte de la Hermandad y uno de sus principales embajadores. Cuenta con numerosos premios musicales y 10 álbumes publicados.

En octubre de 1973 nace el Coro de la Hermandad del Rocío de Sevilla. Siendo Hermano Mayor Francisco Bovis, de la mano de Antonio Rodríguez Ferrera, un grupo de hermanos y hermanas se unen para poder acompañar con cantos la misa de Hermandad. El objetivo principal era poder “rezar cantando” a la Santísima Virgen y a Su Divino Pastorcito, con las formas y maneras que le regala esta tierra andaluza tan rociera.

El coro comenzó con 20 componentes, todos hermanos, que pusieron sus cualidades musicales y el amor a la Hermandad en cada sevillana y plegaria que Antonio, su director, componía para poder interpretarlas en la Misa de Hermandad y en los cultos de Navidad y mayo. Cantos que hoy en día seguimos entonando, especialmente durante la Misa. El 12 de octubre de 1974 canta por primera vez en la ermita ante la imagen de la Virgen del Rocío. Seis años estuvo Antonio Rodríguez Ferrera al frente del coro hasta que, en octubre de 1979, fue nombrado Hermano Mayor.

Toma entonces el relevo en la dirección Dolores Loreto, una de las componentes. Mientras iban llegando al coro nuevos miembros y otros se marchaban, ya que la labor de cada uno de sus componentes ha sido siempre desinteresada, robando tiempo a las ocupaciones personales de cada uno. Durante el otoño de 1981, Manolo Lagares, uno de los fundadores de coro, junto a sus padres y su hermano, toma la dirección del grupo. Por entonces, la Romería del Rocío se estaba convirtiendo en un importante fenómeno social y cultural que despertó un interés desmedido por todo lo que la rodeaba, entre ello los coros rocieros. Algunas hermandades, incluso las más antiguas, empezaron a formar los suyos propios.

El interés del público por los coros rocieros se hace patente en 1986, en el I Certamen Nacional de coros rocieros “Ciudad de Lebrija”, donde empiezan a apreciarse ciertos matices artísticos que apuntan a la profesionalizción del fenómenos de los coros. En este certamen la Hermandad de Sevilla obtiene el primer premio, lo que le permitía grabar su primer disco, cortesía del sello Senador. A partir de ese momento la trayectoria del coro da un giro artístico con el lanzamiento de “Campanas de la Giralda”, que supuso un éxito rotundo en el mercado discográfico a nivel nacional. Gran parte de ese éxito se debió al joven compositor Rafael González-Serna, componente del coro, con sus inolvidables sevillanas “Yo me pongo mi sombrero” y la producción y arreglos de Manuel Marvizón. Actuaciones y apariciones en televisión permitieron unos ingresos económicos considerables para las obras de caridad de la Hermandad y dispararon el carisma y el auge del coro, paseando por todos los rincones el nombre de la Hermandad. Al año siguiente, el nuevo disco “Vente conmigo” supuso un nuevo éxito de ventas y fue el antecedente de un nuevo primer premio en el III Certamen de Lebrija. En 1989 sale al mercado el disco “Otra vez” que incluyó “Nuestra Salve”, pieza fija e inamovible en el contexto litúrgico de la Hermandad de Sevilla. La portada de los primeros discos las donaba nuestro añorado Miguel Ballesta.

Entre 1986 y 1989, se produce un trasiego importante de componentes, marchándose algunos de los más antiguos, a la vez que iban llegando savia nueva. Los jóvenes que llegaron a la Hermandad atraídos por el coro, unidos a los que habían nacido en Ella y junto a los más mayores que aún continuaban, formaron la composición más destacada del coro de Sevilla y vivieron su época de mayor auge durante esos años.

El fenómeno mediático de los coros rocieros sigue, aunque con menos relevancia, entrada la nueva década. El 5 de marzo de 1990, el Coro de la Hermandad de Sevilla tiene el honor de cantar ante SS.MM. Los Reyes de España, el día en que se celebró el aniversario del Regimiento de Artillería RACA 14. También en este año se lanza al mercado un un trabajo discográfico “Sevilla sueña”, cuyas sevillanas “Sueños de romero” de José Miguel Muñoz, otorgan al coro un premio especial en el festival “Ría Pitá”.

Llegado el otoño de 1990, Quino Salazar, componente que había dado sus primeras notas musicales con su guitarra desde muy niño en el coro de Sevilla, había relevado a Manolo Lagares en la dirección. A iniciativa de Quino Salazar, en 1991 Se crea el coro infantil, que finalmente fue dirigido por Rafael González Serna al asumir Quino la dirección del coro grande.

El 12 de octubre, fecha de la peregrinación de la Hermandad al Rocío y uno de los días más importantes del año, se preparaba ya la grabación de un nuevo disco que con el título de “Ya llega el día” que vería la luz en la primavera de 1992. Hasta 1995 no saldría a la venta un disco nuevo “Súbete a mi carreta”.

El año de 1995 será recordado para siempre por la Hermandad, ya que a petición de la Casa Real, el coro de Sevilla tuvo el privilegio de cantar la Salve junto a S.A.R. la Infanta Doña Elena de Borbón y D. Jaime de Marichalar en la Parroquia del Divino Salvador, en el día de su boda.

En octubre de ese mismo año, Quino Salazar se despide de su coro. Toman el  relevo, entonces, cuatro componentes que, con diferentes funciones, regirán el destino del coro hasta abril de 1996. En ese corto periodo de tiempo y gracias a la gestión realizada por Javier Palma, Pepe Pérez, Elena Barbosa y Antonio Gutiérrez (Manili), el coro logró muy importantes ingresos económicos que sirvieron para a ayudar a la restauración del Simpecado.

Asume después la dirección Antonio Almagro, que desde 1987 formaba parte de los componentes de grupo. Bajo su dirección, el coro vivió un nuevo momento histórico, el del gran honor de cantar la Misa Pontifical en la Romería de 1997.

Coro de Sevilla. Misa Pontifical de 1997.

Pasado el verano de 1997, se inicia el proyecto de un nuevo disco, muy especial, que serviría para recoger en una edición única los sentimientos y emociones que la Hermandad de Sevilla había vivido en sus primros veinticinco años, 25 años plasmados en plegarias y sevillanas, a modo de oración y poesía. Y así, en la primavera de 1998, nacería “Bodas de Plata”. Junto a composiciones de siempre, el disco recogió nuevas composiciones que han calado de manera muy especial en la Hermandad para siemrpe. Para conmemorar el 25 aniversario, se gabran también los villancicos de la Hermandad en el álbum “En un portal rociero”, que reúne junto a los villancicos de siempre, otros más nuevos que siguen estando presente en los cultos y en las fiestas navideñas de la Hermandad de Sevilla.

El 9 de mayo de 1999, día de la Función Principal de Instituto, se despide del coro como director Antonio Almagro, dejando a su cargo a Antonio Javier Rodríguez Rojas, hijo de su fundador y componente del mismo, que estrenaría su mandato con la Misa de Romeros. También se organiza un nuevo coro infantil con José Luis Prado como director.

En el año 1999 se graba un nuevo disco «Otra vez Sevilla«, en el que se plasman temas que reflejan las inquietudes de una nueva savia de compositores y del amor que esta Hermandad ha tenido siempre por la Reina de las Marismas.

En el primer semestre del 2000 Paco Peña sustituye a Antonio Javier Rodríguez. Componente del coro de desde 1996, estuvo en el cargo hasta poco después de la misa del 12 de octubre, cuando será nombrado Javier Villa Vela como nuevo director. El 24 de febrero de 2001 Sevilla participa con el resto de las Hermandades sevillanas en la caravana que recorrió la ciudad para recoger fondos para los afectados por el huracán Milch que arrasó la república de El Salvador y el terremoto que arrasó la India, entro otros festivales benéficos y actuaciones.

En septiembre de 2002, Javier Villa, deja la dirección del Coro. La Junta de Gobierno decide proponérselo a Julio González Escobar, quien había pertenecido al Coro de la Hermandad de forma ininterrumpida desde el año 1997 y, que por motivos profesionales, solo se podría hacer cargo de la dirección hasta después de los Cultos de Navidad. En esta época se realiza una renovación integral de las voces y participantes del Coro, comenzado los ensayos a mediados del mes de septiembre. En dichos ensayos fue invitado como colaborador directo el hermano Jose Luis Prado, director del Coro Infantil en esos momentos. Fruto de dicho trabajo, se cantó con verdadero éxito la Misa de la Peregrinación Anual del 12 de octubre, siendo la primera vez que se invitó a todos los hermanos que habían sido miembros del Coro, a participar.

La Hermandad Matriz de Almonte y el Secretario para Hermandades y Cofradías del Arzobispado de Sevilla notifican que la Misa Pontifical, que va a celebrarse en la Catedral de Sevilla con motivo de la Inauguración de la cuarta Etapa y final del Camino Rociero Europeo, el 28 de diciembre de 2002, contaría con la presencia de los Simpecados de todas las Hermandades del Rocío de Sevilla capital. La liturgia de dicha Eucaristía la cantarían los cinco coros de las Hermandades de la Capital. El 28 de diciembre nuestra Carreta de Plata con el Simpecado se dirigió hasta la Plaza del Triunfo, donde se concentraron las cinco Hermandades. En esa Misa Pontifical, presidida por Fray Carlos Amigo Vallejo, el Coro de Sevilla cantó el villancico “Suena las Campanas”, de Anibal Salazar Anglada, y la plegaria “Rocío, Rocío” de Rafael González-Serna. Primera –y de momento la única- ocasión en la que nuestro Coro cantó en el Altar Mayor de la Santa Iglesia Catedral de Santa María de la Sede ante el Retablo Mayor.

En febrero de 2003, el Coro, con una formación de unas 45 personas pasa a la dirección de José Luis Prado Domínguez, hermano que ya había pertenecido al mismo en el período comprendido de 1979 a 1994. El coro comienza con el traslado de la hermandad a la parroquia de San Isidoro, teniendo al suerte de cantarle a Sevilla en la Misa de Romeros que se celebró en la plaza del Salvador el 5 de junio de 2003, presidida por D. Manuel del Trigo y concelebrada por D. Ángel Gómez Guillén, D. José Miguel Verdugo y D. Rafael Navarrete, tuvo como marco incomparable la puerta del Divino Salvador, debido a las obras de restauración que se acometían en su interior.

Durante los siguientes años el Coro sigue participando en festivales benéficos, conciertos de Navidad, semanas culturales y en la vida musical de la ciudad. En 2005 el Coro actúa en el concierto de Navidad organizado en el teatro de Capitanía General. También participa en la grabación de un disco recopilatorio que promociona la Caja de Ahorros San Fernando y en el programa de conciertos que se realizan en el Patio de los Naranjos de la Iglesia del Salvador, para informar del avance de las obras en la Colegiata.

En 2007, el Coro fue invitado por la Hermandad Matriz a cantar en sus cultos de preparación a la romería, algo que se ha ido repitiendo posteriormente cada varios años. El 9 de mayo, Capitanía General organiza la exaltación de las glorias en el teatro de la plaza de España. Un espectáculo en el que se fundían las voces de pregones y cantos a cargo del Coro, acompañados por más de 400 fotografías. Los pregoneros fueron Juan Carlos Gallardo y Julio González, con fotos de Manuel Romero y Paco Montes. Ese espectáculo audiovisual se llamó Aires de Romero.

En 2008 se organiza en Fibes la clausura del congreso mundial de cardiología, participando en el acontecimiento, junto al coro, caballistas, carros de mulas y cuerpo de baile, representando una pará rociera. El 28 de febrero, la Hermandad retorna a su sede canóniga tras cinco años de obras de restauración de la Colegiata del Salvador. El coro acompañó con sus cantes el traslado del Simpecado durante el Rosario de la Aurora y la procesión que por la noche trajo hasta su altar de siempre a nuestra imagen de la Virgen del Rocío, componiéndose un tema especial para tal ocasión.

En abril de 2008 se vuelve a celebrar en el teatro de Capitanía Aires de Romero II y en julio el coro es invitado a cantar por la Hermandad Matriz en la sabatina en la aldea almonteña, coincidiendo con la misa de las colonias de verano de la Hermandad.

En 2009, coincidiendo con la celebración del 75 aniversario de la fundación de nuestra Hermandad, el Coro acompaña en todos los actos que se organizan para conmemorar la efeméride, como la Exposición en los salones del Circulo Mercantil con su espectáculo Aires de Romero, la misa Solemne conmemorativa, o la novena de la Hermandad Matriz.

El Coro canta, por segunda vez, la Misa Pontifical en la Aldea del Rocío, en esta ocación celebrada el 31 de mayo, domingo de Pentecostés, bajo la dirección de José Luis Prado. A su término, el coro, en representación de toda la Hermandad, regaló un broche de plata que las camareras tuvieron el detalle de colocarle a la Virgen en la mudá que le hicieron en diciembre de ese año.

Coro de Sevilla. Misa Pontifical de 2009.

En marzo de 2010 se reorganiza un nuevo coro infantil a cargo de Javier Villa.

En octubre de 2012, asume la dirección del Coro, para preparar el Triduo de Navidad, Manuel Lagares, recogiendo el testigo Javier Villa ya en 2013 y hasta final de 2015. En este periodo, entre muchas actuaciones destaca la asistencia, por primera vez, a uno de los días del triduo del Rocío Chico y un día en la Novena de la Hermandad Matriz.

En enero de 2016 es nombrado director Francisco Iñigo. En esos años nuestro Coro participa en numerosos eventos y festivales benéficos. En octubre de 2018, Rafael Cuevas es nombrado director del Coro. En marzo de 2019 el Coro participa en la Misa por el eterno descanso de Rafael González-Serna. Junto con componentes antiguos del coro de la hermandad, se interpretó un tema compuesto por José Miguel Muñoz; “Llévate mi voz”, dedicado a todos los hermanos que nos dejaron para marchar a las Marismas Azules del Cielo.

En junio de 2019, bajo la dirección de Rafa Cuevas, el coro volvió a tener el privilegio de cantar la Misa Pontifical coincidiendo, en esta ocasión, con el Centenario de la Coronación de Nuestra Señora del Rocío. Una misa solemne que comenzó con el Himno del Centenario compuesto por nuestro hermano Rafael González-Serna, tristemente fallecido pocos meses antes.

Tras finalizar la Misa el coro paso a besar el manto de la Virgen e hizo entrega a la Hermandad Matriz de un broche de plata, oro, nácar y esmeraldas para nuestra Santísima Madre, como recuerdo de este momento.

En octubre y noviembre de 2019, el Coro participa en el Homenaje a Antonio Rodríguez Ferrera, en reconocimiento a su trayectoria como compositor, y en el Homenaje que se le brindó a Rafael González-Serna, en la Gala “Todos por la vida» cerrando el acto con la interpretación del Himno del Centenario de la Coronación de la Virgen del Rocío, junto al Coro Infantil de la Hermandad.