Simpecado

SIMPECADO DE LA HERMANDAD DEL ROCIO DE SEVILLA

El actual Simpecado de la Hermandad de Sevilla, es obra de los Talleres de Esperanza Elena Caro y vino a sustituir, en 1957, al primero que realizara Bolaños en 1951. En 1995 y dado el estado de deterioro que presentaba, tras casi 40 años de caminos, el Cabildo General de Hermanos, a propuesta de la Junta de Gobierno de Manuel Lagares Martínez, aprobó su restauración.

Hubo entonces que restaurar los bordados y pasarlos a un nuevo terciopelo. Aprovechando esta circunstancia, se aprobó también el realzamiento de la imagen central de nuestra Señora del Rocío de plata y marfil, obra de Seco, dotándola de manto y peana de plata, así como de Corona, Cetros, Ráfagas y Media Luna en oro de 22 quilates, labor que se encargó a los orfebres Hermanos Delgado.

Al mismo tiempo, se incorporaron dos angelitos en las puntas del brazo de la cruz que forma con la vara portadora. El encargo de los bordados fue hecho a los Talleres de Santa Bárbara, al frente de los cuales está nuestro hermano Joaquín López. El 30 de abril de 1996, tuvo lugar en la Parroquia del Divino Salvador, el acto de bendición del Simpecado y de su vara portadora.

Esta restauración profunda fue posible gracias a la colaboración y donativos de multitud de Hermanos, amén de la propia Junta de Gobierno y Coro de la Hermandad.

La parte trasera fue también ligeramente reformada, incluyéndose dos seises arrodillados a ambos lados del anagrama de María.

José Manuel Elena Martín donó el boceto original que diseñara Esperanza Elena Cano de nuestro Simpecado, pasando así a engrosar el patrimonio artístico de la Hermandad.

Boceto del primer Simpecado
Boceto del primer Simpecado