La juventud de Sevilla peregrinó el 30 de noviembre hasta Almonte para postrarse ante las plantas de la Blanca Paloma. Poco después de las 10 de la mañana, más de 50 niños y jóvenes de la Hermandad, acompañados por responsables de la Diputación de Juventud, iniciaron el camino desde la aldea del Rocío hacía la localidad de Almonte. Primero escucharon la Santa Misa, oficiada por D. Eloy Caracuel en el salón de la Casa Hermandad. Muchos padres y numerosos hermanos, acompañaron al Grupo Joven en una ceremonia que estuvo cantado por el Coro Infantil.

Un tiempo inmejorable acompañó el caminar de nuestra juventud que estuvo amenizado con los cantes y bailes de los componentes del Coro Infantil y de todos los asistentes, hasta llegar a Almonte. El ambiente, mientras recorrieron las calles de la localidad, fue muy emocionante, especialmente al escuchar los cantos de nuestros jóvenes, que no pararon de cantar hasta llegar a la Parroquia de la Asunción, donde les esperaba nuestra Madre.

La juventud de Sevilla entró en la Parroquia al son de «Rocío, Rocío» y el «Himno del Centenario de la Coronación» y se paró a los pies de la Señora para rezarle, llenando de emoción a todos los asistentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here